Creando un bot para Twitter

Este domingo busqué un servicio para Twitter que me permitiera seguir automáticamente a gente que escribiera sobre algunas palabras claves desde la cuenta de Wikipedal. No me justificaré, es lo más parecido al spam que existe, pero es bastante efectivo en conseguir microaudiencias. La idea no es solo lograr que te lea gente interesada en lo que escribes, sino también llegar a los influenciadores para que escriban de ti.

El caso es que después de estar un buen rato mirando las alternativas en forma de servicio web o aplicaciones de escritorio, llegué a la conclusión de que todas apestan, o son de pago, o ambas. Así que me puse a escribir algo yo mismo, y en media hora tenía un script que hacía exactamente lo que quería. Es sucio, no sigue ninguna buena práctica y mata moscas a cañonazos, pero funciona. Y si te gusta programar lo verás incluso divertido.

Continue reading →

El ocaso de la web 2.0

La noticia de la semana ha sido que Yahoo quiere deshacerse de del.icio.us, algo que nos habría pillado desprevenidos si no conociéramos el mal momento que vive Yahoo. ¿A quién hay que culpar de este fracaso, al propio servicio o a los directivos que no han sabido ubicar su producto?

Al mismo tiempo, otro sitio estandarte de la web 2.0 como Digg lleva años estancado, e incluso perdiendo visitas mes a mes. Algo parecido le está pasando a su clon en castellano, Menéame. Los blogs siguen perdiendo terreno frente a alternativas más fáciles de usar y que requieren menos atención, como Tumblr y las redes sociales mayoritarias.

Continue reading →

La alegría de los programadores

En estos días de WikiLeaks y controladores aéreos, se agradece más que nunca cambiar un poco de tema para huir de la presión informativa. En el vídeo de arriba podéis ver la charla que Mr. David Heinemeier Hansson, creador de Ruby on Rails hace unos añitos, dio en la última conferencia de Ruby.

La charla no es técnica y de hecho casi cualquiera puede entenderla, incluso si no sabemos nada de programación. Bajo el título de ¿Por qué Ruby? realmente nos relata una fantástica historia alrededor de la felicidad de los trabajadores como motor de innovación y calidad. Y, señores, en menos de una hora pega una patada a todos los libros de ingeniería del software.

La felicidad del equipo técnico a la hora de desarrollar un proyecto es algo que ningún profesor enseña en la universidad y que muy pocos jefes de proyecto promueven. Sí que es una tarea a estudiar por recursos humanos de manera genérica, basada en dinero, reconocimiento y ambiente de trabajo. Pero no hay que olvidar que el factor fundamental para disfrutar ese trabajo es que la realización del trabajo en sí sea interesante.

Quizás pensemos que ese factor no se puede cambiar: hay que hacer X y punto. Sin embargo, las decisiones del jefe técnico a la hora de elegir plataformas, lenguajes o herramientas puede hacer atractivo hasta el más tedioso de los trabajos. Y aclaro que no tiene que ser precisamente Ruby.

La conclusión a la que quería llegar es que la alegría del equipo técnico no es un factor que hoy en día se considere en las empresas en el desarrollo de software. Hay proyectos heredados en los que no es posible elegir nada, pero en proyectos nuevos desde cero se prefiere usar una tecnología obsoleta que ofrezca un 10% de rendimiento adicional que otra tecnología que facilite el desarrollo, mantenimiento y extensibilidad.

En un escenario en que los gastos de personal y mantenimiento superan con creces al de los servidores y desarrollo, es terriblemente corto de miras. Así que dadles un poco más de libertad a esos programadores, preguntadles con qué tecnologías les gustaría trabajar y tenedlas en consideración a la hora de tomar decisiones. Como dice David, no tengáis miedo a esa libertad, con un poco de suerte conseguiréis crear un sano ambiente dónde la calidad final se decida porque simplemente estén entusiasmados por lo que hacen.

Con vistas a Berlín

Mira papá, mira mamá, estoy en la planta... uno.

No se me ocurre mejor excusa para despertar este blog que comentar mi próxima estancia en Berlín, de seis meses, desde mediados de marzo hasta septiembre. He conseguido una beca Erasmus Placement, que es como las normales pero en vez de estudiar voy a ir a trabajar. O a parecer que lo hago.

El trabajo es en el edificio que veis arriba, base de los laboratorios de Deutsche Telekom. Los laboratorios son esos oasis en las grandes compañías que, por increíble que parezca, hacen cosas interesantes, experimentales y, por encima de todo, nuevas. ¡Hasta las cárnicas españolas tienen unos!

El proyecto en el que trabajaré será ScaleNet – y no, a pesar del nombre no creo que vayan a fabricar T-800 al menos no a corto plazo. Este proyecto intenta unificar un sistema con servicios telefónicos de voz y vídeollamada, televisión móvil, internet y juegos online masivos (MMORPG). Mi pequeña aportación en este desarrollo web sería juntar los sistemas ya implementados y mostrarlo al usuario de una manera que no le dé miedo.

En realidad todo eso es una agradable excusa para disfrutar de la ciudad de Berlín, justo en uno de los años más fríos de estas pasadas décadas y sin hablar dos palabras en alemán. ¡Allá voy, recipientes de delicioso néctar dorado!

Mamá, quiero ser publicista de Movistar

Pues sí, mamá, mi sueño es ser publicista de Movistar. ¿Por qué? Porque no pegan ni un palo al agua, por mucho que Movistar (Telefónica en general) sea el mayor anunciante de España. ¿Para qué hacerlo si hay millones de personas originales por el mundo?

En el vídeo que acompaña esta imagen veréis tres anuncios de 2008 que claramente son plagios de hits de Youtube, dándole un nuevo significado a la palabra homenaje. Al parecer, la agencia publicitaria encargada de estos anuncios es DDB: felicidades por vuestra concepción del arte.

Se pueden seguir buscando similitudes en otros anuncios de Telefónica, o incluso en sus canciones. De hecho, esta entrada viene a que me he topado con un cartel que han plagiado a Verbatim, encontrad las 7 diferencias:

Otro plagio más de Movistar

Por supuesto, ningún medio va a criticar a Telefónica por esto, ya que, como he dicho más arriba, es el mayor anunciante de España. Y no estamos en una época dónde nos podamos permitir el trozo del pastel más suculento, ¿no?

Fuenteovejuna… salvo si el alcalde es colega

Cómo aceptar un error: lección práctica

Vuelvo del puente de conocer a mi primo-sobrino, y, tras leer las reacciones de esa pequeña revuelta que se montó en Menéame en las vísperas de mi viaje, anonadado me hallo con un caso en particular. Principalmente, porque uno tiene memoria y recuerda el caso de las claves de los HD-DVD en Digg.

Ese incidente fue tildado de ser el Fuenteovejuna digital. El meme entonces no era un meme o un rumor, sino que era una auténtica ristra de libertad digital. Ese ruido promovido por niñatos en una supuesta rebelión sin razones lo repetía todo el mundo, incluido él mismo. Lo que hoy es humo ese día fue una importante victoria contra las asociaciones de derechos de autor. Esa jornada absolutamente normal que olvidaremos pronto era un hito en la web social. Esa comunidad compleja era, entonces, una voz común que saltaba frente a una situación absurda. Ese día, una decisión lógica (echar a usuarios por repetir información pública) se convertía en un ataque a la comunidad (borrar contenido ilegal).

Ese artículo largo, enrevesado y repleto de excusas desde la primera línea se convertía en un par de párrafos sin matices. Y, mientras, en los comentarios de su propia noticia, todos opinando en sentido contrario. Hay que decirlo alto y claro: el usuario expulsado originalmente tenía razón, al menos, en una cosa. A este lado del charco, nadie acepta críticas. Nadie. Si hasta el administrador principal, en vez de disculparse a los usuarios expulsados, se ha disculpado ¡al resto de administradores y usuarios que le dieron la razón!

Sobre el tema original, la raíz de todos los problemas es una feature que los demás sitios similares en el mundo no contemplan: los votos negativos automáticos que deciden si una noticia sale o no sale. Esto ahorra trabajo a los administradores, que no tienen que revisar los posibles casos de spam, pero a su vez causa un mal rollo en la comunidad como no se ha visto en otro sitio. Si los votos negativos eran malos cuando eran anónimos, y lo son ahora que no son anónimos, quizás es que sean bastante malos de por sí.

Junta este despropósito con un par de decisiones donde los usuarios han visto cierta arbitrariedad y tienes un bonito Fuenteovejuna. Aunque sea sobre una chorrada. Y eso no se puede negar, por muchas 220 cuentas falsas que se hayan creado, algo de razón creen que deben tener los usuarios del sitio cuando es la noticia más votada de toda la historia de Menéame.

Medidas desproporcionadas

Me sorprenden y me indignan a la vez todos los políticos y sucedáneos que quieren cortar Internet a aquellas personas que descarguen contenidos protegidos con derechos de autor. Eliminar este nuevo derecho básico a toda una familia debido a acciones individuales tan inocuas para la sociedad es obscenamente desproporcionado.

Si la propuesta sale adelante, como parece que va a suceder, tendríamos un sistema que obliga a tener una orden judicial antes de cortarle Internet a un pederasta, mientras que para cortárselo a una madre que ha bajado Kung Fu Panda no haría falta. Grotesco.

Desde aquí propongo al Parlamento Europeo que prohíba a las ladrones de comercios utilizar el objeto sustraído durante un par de años. Por ejemplo, si roba en un supermercado, condena a dos años sin comer. Ya veríais qué rápido aprenderían.

Gracias a que estamos en España, por mucho que se legisle, la incompetencia de las autoridades nos salvará de este atropello. ¡Hurra! A lo mejor, con la inercia y algo de iniciativa salimos del pozo tecnológico.

Vodafone, el casino de los pobres

Hace un par de días fernad0 hablaba sobre un nuevo servicio que ofrece Vodafone: invitarte a pagar papeletas para un concurso. ¿Pero cómo es posible que se aprovechen de esa manera de su cuota de clientes? Increíble que la ley lo permita, y además son pesados, pesados, que ya llevo 5 mensajes para estar FORRADO.

Otra práctica que me ha tocado recibir de lleno este mes ha sido la maldita manía de activarte el contestador automáticamente sin que tú lo solicites. Es un modo relativamente rápido y parece que alegal para ganar dinero, sobre todo si lo haces días antes de una celebración, como un cumpleaños. Eso es precisamente lo que me hizo Vodafone, y otros competidores también suelen hacerlo. Por ejemplo, Movistar lo hizo a lo grande un par de semanas antes de la última navidad. Conmigo consiguen algo pero lo suelo desactivar rápido (cuando me entero), pero ¿qué pasará con las personas mayores? Sangría de dinero para los que les llaman.

Odio las telecos, y cada día más.

Redes Sociales, la película

Al menos la versión española, que la americana está claro que tendría más glamour.

Esta noche, a la una menos cuarto, poned Telemadrid. ¡Mamá, salgo en la tele!

Un respiro

Después de unas semanas increíblemente ajetreadas por diversos motivos tanto personales como laborales toca descansar este fin de semana y coger fuerzas. Entre las cosas que ya puedo contar está Anexo M, el blog de encargo de Jazztel donde tengo el gusto de participar. Otro día comento en más profundidad este tema, que da para una entrada larga.

El otro día asistí a la presentación, conociendo y desvirtualizando a varias celebridades (ejem), y de paso visitando por dentro una de las nuevas torres gigantes de Madrid. Aunque me siga pareciendo una brutalidad ambiental, hay que reconocer que el hotel de 5 estrellas Eurostars no está mal, y la vista desde tan solo la planta 28 es impresionante. Lo importante, el catering correcto. Aunque sinceramente el del Security Blogger Summit lo superó gracias a la variedad de bebidas espirituosas.

Siguiendo con el relato de mi vida (al menos lo que se puede contar), hoy he visitado la sede de Telemadrid en la Ciudad de la Imagen para asistir a una pequeña entrevista para 30 minutos, el veterano programa de reportajes. Por el nombre intuyo que debe durar hora y media. El tema eran las famosas redes sociales, y sin desvelar nada más, el resto de invitados me parecen de lo más variopinto. Por si a alguien le interesa, lo emiten el 10 de Marzo en el horario dedicado a la cultura. Es decir, un par de horas después de que la gente normal se vaya a la cama.

Y hasta aquí puedo leer. Lo siento, la falta de nombres/enlaces/exhaustividad en esta entrada es adrede, no tengo ni la cabeza ni ganas para hacer una recopilación de mi vida al más puro estilo Álex Líam García. Y menos para buscar una moraleja.