Fuenteovejuna… salvo si el alcalde es colega

Cómo aceptar un error: lección práctica

Vuelvo del puente de conocer a mi primo-sobrino, y, tras leer las reacciones de esa pequeña revuelta que se montó en Menéame en las vísperas de mi viaje, anonadado me hallo con un caso en particular. Principalmente, porque uno tiene memoria y recuerda el caso de las claves de los HD-DVD en Digg.

Ese incidente fue tildado de ser el Fuenteovejuna digital. El meme entonces no era un meme o un rumor, sino que era una auténtica ristra de libertad digital. Ese ruido promovido por niñatos en una supuesta rebelión sin razones lo repetía todo el mundo, incluido él mismo. Lo que hoy es humo ese día fue una importante victoria contra las asociaciones de derechos de autor. Esa jornada absolutamente normal que olvidaremos pronto era un hito en la web social. Esa comunidad compleja era, entonces, una voz común que saltaba frente a una situación absurda. Ese día, una decisión lógica (echar a usuarios por repetir información pública) se convertía en un ataque a la comunidad (borrar contenido ilegal).

Ese artículo largo, enrevesado y repleto de excusas desde la primera línea se convertía en un par de párrafos sin matices. Y, mientras, en los comentarios de su propia noticia, todos opinando en sentido contrario. Hay que decirlo alto y claro: el usuario expulsado originalmente tenía razón, al menos, en una cosa. A este lado del charco, nadie acepta críticas. Nadie. Si hasta el administrador principal, en vez de disculparse a los usuarios expulsados, se ha disculpado ¡al resto de administradores y usuarios que le dieron la razón!

Sobre el tema original, la raíz de todos los problemas es una feature que los demás sitios similares en el mundo no contemplan: los votos negativos automáticos que deciden si una noticia sale o no sale. Esto ahorra trabajo a los administradores, que no tienen que revisar los posibles casos de spam, pero a su vez causa un mal rollo en la comunidad como no se ha visto en otro sitio. Si los votos negativos eran malos cuando eran anónimos, y lo son ahora que no son anónimos, quizás es que sean bastante malos de por sí.

Junta este despropósito con un par de decisiones donde los usuarios han visto cierta arbitrariedad y tienes un bonito Fuenteovejuna. Aunque sea sobre una chorrada. Y eso no se puede negar, por muchas 220 cuentas falsas que se hayan creado, algo de razón creen que deben tener los usuarios del sitio cuando es la noticia más votada de toda la historia de Menéame.

3 alegres comentarios ↓

#1 Fer el día 05.03.09 a las 9:58 pm

Difiero. El problema empezó con poner listas de usuarios a los que votar negativo y un sistema automático que hay para expulsar a quienes las publican.
Lo me parece totalmente lógico y adecuado expulsar a usuarios que hacen listas negras. Bajo ningún pretexto tiene justificación ahí. Si tienes algún problema contacta con un admin, y si lo que no te gusta son los admins, simplemente no vayas a esa página.
En cuanto pasó con uno todos se pusieron a copiar la lista y el sistema los fué echando.
Me parece que trataron de defender hablando de censura lo que en realidad es una práctica fascista: hacer listas de personas a las que vejar porque no estás de acuerdo con su forma de pensar/actuar.

#2 Víctor Pimentel el día 05.03.09 a las 10:43 pm

Fer, esa lista de personas no la confecciona el que la repite, sino el que la publica. Y es el propio sitio el que la ha publicado para cualquiera que quiera verlo, así que no veo el problema en copiar ese trozo de texto y repetirlo. Y es que no se ha acompañado de más acciones.

Fascista sería el que persiga a esos usuarios, pero igualmente puede él mismo sacar una lista a partir del sitio. Así que volvemos a los mismo, ¿es fascista el usuario que repite la lista?

Fer, lo de que «si no te gusta, te vas» es una actitud propia del Software Libre, donde todos trabajan codo con codo para un beneficio común, y cualquiera que no esté de acuerdo con el resto de la comunidad puede cogerse el código y desarrollarlo él mismo.

Con una web «social» que encima es una empresa que supongo busca beneficios, esa actitud se transforma en chulesca y prácticamente estás escupiendo al cliente. Y más cuando el valor de Menéame no está en su código, sino en la comunidad/visitantes. Encima, no hay alternativas que te ofrezcan esa comunidad 😉

#3 Canijo el día 05.04.09 a las 9:04 am

Personalmente me quedo con una alternativa a menéame que está creciendo muchísimo los últimos meses y que tiene una estupenda comunidad de usuarios. Me parece el mejor lugar para promocionar noticias, especialmente las de blogs, a día de hoy. Me refiero a Bitacoras.com

La metodología del agregador Bitacoras.com va mucho más allá que el simple envío de una noticia y el voto de otros usuarios en función de su karma (modelo Digg o menéame). La «fórmula mágica» combina por una parte un sistema automático de detección de enlaces en la blogosfera y por otra un sistema de votos manuales de los usuarios.

Por tanto, el valor de cada anotación en Bitacoras.com mezcla puntos concedidos por usuarios y puntos concedidos por enlaces, lo que representa una vuelta de tuerca sustancial a los agregadores tradicionales basados únicamente en el “prestigio” del votante. Los usuarios no envían noticias, sino que se agregan directamente por el motor de búsqueda; diariamente el sistema indexa 15.000 anotaciones de blogs en español. Por eso, ante ese volumen de “pendientes“, han articulado un sistema de votos adicional al manual consistente en los enlaces presentes en cada anotación y que el sistema es capaz de detectar. Tampoco existen los votos negativos, ni aquello de la dictadura del voto. El sistema se encarga de encontrar usuarios responsables y participativos.

Juzgad vosotros mismos.

Deja tu comentario

Si tienes una cuenta OpenID, también lo puedes usar, así no tienes que rellenar los campos de arriba: