No voy a volver a comprar un disco en mi vida

Lo siento creadores de sonidos celestiales, adalides de la libertad a través del canto, embajadores de alegría, nostalgia y utopía; pero hoy aviso oficialmente que no os voy a comprar un disco en el resto de mi vida. Ni una canción en iTunes.

¿Por qué? Creedme, no es porque me quiera ahorrar unos eurillos en esta época de desaceleración, o porque el soporte en el que vendéis vuestro producto no me sirva ni de posavasos (los cds no absorben nada los líquidos), o incluso porque la calidad de gran mayoría de la música que podemos encontrar en los grandes almacenes no se diferencie mucho del resto de productos de estos establecimientos (percheros, pescado y yogures varios).

No, no es por eso. Sinceramente, no voy a compraros un disco porque ya me he cansado de que presuntamente robéis y, lo que es peor, que encima haya jueces y fiscales que estén de vuestro lado. Ser presuntos ladrones es una cosa, crear presuntos prevadicadores a base de talonario es otra (nótesen los presuntos, qué gran adjetivo).

No voy a decir que la justicia española es ciertamente incompetente, pero eso podría parecerle a cualquier observador externo. Este juicio con Julio Alonso y sus comentaristas no es que haya ido rápido (casi un año desde la denuncia), pero mientras esta auténtica gilipollez se admitió instantáneamente a trámito, el caso DDOS todavía no ha encontrado juzgado competente donde juzgarlo, valga la rebuznancia. ¡Pero si ya está todo hecho, y encima la policía no ha tenido que investigar nada, ya lo ha hecho por su cuenta la parte denunciante! Ya hay pruebas de quién, cómo y por qué se realizaron los ataques, e incluso hay pruebas de más ataques, extorsiones y muchos otros delitos más importantes. ¿¿Pero qué justicia es esta??

Yo siempre he pensado que delinquir es sencillísimo, y que el porcentaje de éxito sin que te pillen es escandalosamente alto, mucho más de lo que la gente cree. Pero hasta ahora creía que una vez pillado, lo normal era que todo el peso de la ley cayera sobre el delincuente, al menos en ciertos niveles donde el delito no es tan importante (hurtos menores) o el delincuente tiene bastantes recursos. De cualquier forma, no me entra en la cabeza que ningún juzgado admita a trámite esta red de delincuentes informáticos, lo que me demuestra que la cosa está muy malita, más de lo que pensaba.

Y mientras un caso chorrada como todos donde está involucrada la SGAE sigue ocupando los juzgados. Pensándolo mejor, también podría prometer que no voy a comprar un CD/DVD virgen con canon, y por ahora sería verdad, ya que es lo que presuntamente hago (comprando en internet, mercadillos, tiendas universitarias, etc…). Esto supuestamente es ilegal, pero como supuestamente también es ilegal que una sociedad privada recaude impuestos, no tengo demasiados cargos de conciencia.

No lo voy a negar, también ayuda ver a Bisbal quejándose en la tele porque ha tenido que vender su Aston Martin para poder hacerse cargo de la hipoteca que pidió para pagar su minúscula isla en el Pacífico. Tiempos difíciles con el euribor tan alto.

1 comentario por ahora ↓

#1 trumaniac el día 06.11.08 a las 7:01 pm

Bravo

Deja tu comentario

Si tienes una cuenta OpenID, también lo puedes usar, así no tienes que rellenar los campos de arriba: