Espand Abogados, una empresa que se dedica al humor vía carta

La verdad, me he estado riendo un rato con lo que me ha pasado hoy. Llego a casa por la noche y me encuentro con una carta de Espand Abogados. El nombre me suena de algo, y al abrirlo me he acordado de qué.

En la carta, estos señores (divertidos) de esta empresa (divertida) se identifican como abogados de Wanadoo, y me piden que salde las cuentas que tengo con Wanadoo.

Ya había oído hablar de esta empresa (Espand) que es como una empresa divertida, que compra las deudas de los clientes de varias operadores de Internet y telefonía en general, normalmente al peso. Luego intenta divertir -que coño, divierte– a dichos clientes con cartas divertidas glups, a juicio, embargado, y encima pagando el juicio, que en realidad son una plantilla en Word con el único objetivo de que les pagues sin hacer preguntas, de lo contrario no harán nada, principalmente porque la mayoría de las veces no tienen nada que hacerte. Vamos, es tan divertido tanto como la multipropiedad.

Por este blog creo que no comenté nada de mi odisea cualquiera que haya cambiado de ISP tiene una. Todo esto sucedió cuando, a finales de 2004 (octubre), decidí actualizar mi anticuada línea de módem por un ADSL. Decidí no complicarme error y seguir con mi entonces operador de telefonía e internet, Wanadoo, ya que llevaba con él desde los tiempos de Eresmas (98/99), y tampoco había tenido ningún problema reseñable. Resultado de la broma: 5 meses de calvario, tropecientas llamadas a números 902, dos meses sin conectarme a Internet ni un solo día (uno de los cuáles tenía conexión, pero ellos me hicieron creer que no), un módem de 50 euros que me lo tuve que tragar, etc… Al final, conseguí acertar cambiándome a Ya.com, con el que sigo sin ningún problema mayor a día de hoy.

Am, el final del chiste es que debo atención al dato unos 36 euros. Y encima a los 902 de Wanadoo, ya que por aquel entonces ya estaba tarifando y hablando Ya.com mediante.

En realidad agradezco la carta. La he leído justo cuando me he quedado sin papel en el servicio.

Actualización: A petición de Espand Abogados he editado los «insultos» y los he cambiado por «divertir» y derivados. De todas formas siguen siendo iguales: no hagáis caso a sus cartas amenazadoras.

52 alegres comentarios ↓

#1 Jaume_M el día 03.17.15 a las 11:43 am

A mí me parece más serio el tema. Suscribo todo lo que aquí se dice sobre la tremenda payasada que representan. Pero es que esta gente se dedica profesional y sistemáticamente al acoso y eso es una actividad delictiva. En el caso de que alguien se moroso (la mayor parte de sus víctimas ni eso), ya existen sanciones, cauces y consecuencias con arreglo a derecho. Esta gente cuenta con un sistema de centralita que se dedica a llamar y a colgar sistemáticamente con el único fin de acosar a una víctima. No es para ver si contestamos (se redirigiría la llamada a un operador en tal caso) ni un fallo técnico que dura años (por el amor de Dios, sé de qué hablo, es ridículo). Hay que conseguir que la justicia haga una auditoría técnica en sus sistemas y de ser cierto estaríamos hablando de delitos gravísimos (prueba tú de acosar de esta manera a tu vecino/a y me cuentas) con el agravante de que el delito se repite masivamente.

#2 Esteban el día 05.29.15 a las 10:03 am

El acoso que llegan a hacer es asqueroso. No respetan ni a menores de edad. Tengo dos niñas.
Llamaron a casa y les dijeron a mi hija, que es adoptada, que yo, su padre, las iba a vender para pagar la deuda y que se iban a quedar en la calle por que nos iban a quitar el piso para pagar 46 euros.
Mis hijas desde entonces no cogen el teléfono nunca, tienen pesadillas y repiten el tema constantemente.
Cada día siguen llamando a casa y a todos los móviles que dimos de alta en el contrato hasta 6 veces.

Deja tu comentario

Si tienes una cuenta OpenID, también lo puedes usar, así no tienes que rellenar los campos de arriba: