El ciclo vital de un blogger

Los ciclos de la vida, o del agua, o del ser humano los hemos dado todos en el cole. Y casi los recordamos, ¿no? Estaba yo pensando que los bloggers también tienen su ciclo de vida, y voy a pecar de <insert coin here> intentando describir un posible ciclo.

1. Un día, navegando por ahí, descubres los blogs. Te entra la curiosidad, ¿qué es un blog? ¿De qué van? Puedes encontrarte de lleno con la blogosfera de diferentes formas, directamente de google, de foros, etc. Ahora mismo no sé cómo estará la cosa, a lo mejor hay gente que llega a los blogs «reales» a través de lo de los msn spaces (no creo).

2. Comentas, comentas, comentas. El gusanillo va creciendo. Esta etapa es opcional, y puede ser muy corta. O muy larga.

3. Decides hacer un blog. ¿Un blog sobre qué? Lo dejas. Con un poco de ánimo y un poco de pereza decides abrir otro blog, ¿sobre qué? Después de unos pocos intentos (algunos a la primera) consigues más o menos escribir sobre lo que quieras. Estás enganchado.

4. Descubres la sindicación. Hasta hace poco, este paso estaba más o menos en esta posición. Aunque puedes descubrir la potencia de la sindicación incluso antes de comentar en ningún blog, pero ya es raro. Puedes mantenerte al margen, claro está.

5. Empiezas a coger tablas. Conoces el trackback, descubres la importancia de un simple link, te relacionas activamente y de tú a tú con otros bloggers. Incluso empiezas a formar un grupillo de comentaristas habituales. Aunque también tienes la opción de mantenerte aislado, pero pierde su gracia.

6. Ya escribes con frecuencia y soltura, los post salen jugosos y en su punto (rico, rico). También puedes decantarte por la opción fácil, y dejarte llevar como un simple rebota memes, o puedes convertirte en la pared donde rebotan los ecos de las novedades de Google y Apple, tú decides. Esta etapa es seguramente la más larga, se podría hacer un paralelismo y llamarla ciclo adulto.

7. Después de un cierto tiempo, notas que tu ritmo empieza a decaer. Ya no tienes ganas de escribir, perdido ese gustillo, decides que es mejor tomarse un tiempo.

Mmm, este último ya suena a muerte, ¿no? Pues en la blogosfera esto no es así, por lo menos por ahora, que esto es muy joven. Para la mayoría de los casos, habría que añadir un nuevo punto, el ocho:

8. Vuelves. Siempre se vuelve. Punto seis, punto siete, punto seis, punto siete… te pareces a Ronaldinho, con tantos amagues y regates. Puede que no cierres el blog, pero te piensas más de una vez, dejarlo, que ya te está empezando a cansar. Pero estás en el ciclo, y debes volver a empezar 😉

Si quedan dudas de este punto, fijémonos en Gemma, cierra (o hiberna) su blog y a los pocos días ya está como blogger invitada en otro 😛

Ahora me pregunto, ¿en qué etapa estoy yo? Últimamente, por los estudios (estreno parciales, yúju), proyectos personales, saturación de lecturas y demás, tengo una rara sensación como de no tener ganas de escribir. Tengo ideas, pero luego no salen las palabras, ni el momento para decirlas. Tengo la sensación de que algo me tiene la cabeza ocupada, parece que necesito reiniciar, demasiados procesos a la vez 😉

Dicen que la frecuencia de posteo es inversamente proporcional a la calidad de tu vida social. Yo también lo creo, pero es más realista decir que es inversamente proporcional al trabajo que tengas ese día 😀

Por supuesto, éste no es el único ciclo vital de un blogger, ni mucho menos, hay tantos como historias, pero éste es el que más se parece a mi historia, generalizando un poco 😛 Es decir, este artículo no viene porque yo me crea un gurú, viene porque tenía ganas de expresarlo, como casi todo lo que pasa La Papelera.

Dicho esto, y ya que has podido leer hasta aquí, ¿cómo crees que sería el ciclo de un blogger (si es que eso existe)? ¿En qué lo cambiarías/quitarías/borrarías/añadirías/vueltaapartirdeceroías?

15 alegres comentarios ↓

#1 Mpmx el día 10.28.05 a las 2:57 pm

Que buen post, joder xD. Tienes toda la razón. Deberias poner un etapa de obsesión desmesurada por el blog, casi enfermiza, de la que hay que pasar rapido como sea.

y sobre lo de «Dicen que la frecuencia de posteo es inversamente proporcional a la calidad de tu vida social» estoy de acuerdo xD, es una frase genial…

#2 Averia el día 10.28.05 a las 3:53 pm

Mi ciclo como blogger es muy parecido al tuyo. Hay épocas de «decadencia», bien porque tu vida personal no te permite dedicarle todo el tiempo que te gustaría o bien porque andas con flojera, creo que son etapas por las que todos pasamos, no hay que agobiarse, ya vendrá la inspiración.

#3 javipas el día 10.28.05 a las 4:14 pm

Buen post, Víctor, muy chulo :-D. Más o menos están todas las etapas que has descrito en tu lista… Salvo en mi caso, la de comentar. Pero el infinite loop parece cumplirse… por ahora. Claro que probablemente curro, viajes, parientas, fiestas y otro tipo de actividades sociales hagan que inexorablemente las ganas de escribir se acaben. Yo por ahora sigo en la etapa un post al día (o casi), pero seguramente la cosa decrecerá tarde o temprano 🙂

#4 Skeku el día 10.28.05 a las 4:18 pm

A mi nunca me ha gustado generalizar y por ello nunca he estado de acuerdo en esa frase del ritmo de posteo y la relación con la vida social. En mi caso concreto mantengo un ritmo diario de noticias bastante bueno y no tardo más de una hora y media en prepararlo todo. Y tengo trabajo, novia, estudio y bla bla bla Y como yo, muchos más habrá supongo.

Que conste que no es una crítica hacia ti ni nada por el estilo, pero es que esos tópicos me revientan 😛

#5 fireduende el día 10.28.05 a las 4:41 pm

«Comentas, comentas, comentas. El gusanillo va creciendo. Esta etapa es opcional, y puede ser muy corta. O muy larga.»
JAMÁS, PONGO A DIOS POR TESTIGO QUE NUNCA ME HARÉ UN BLOG, JAMAAAAAAAAAAAS
Pero comentar si, de siempre

#6 Gemma el día 10.28.05 a las 6:02 pm

Creo que lo que hay que hacer es tener páginas web con blog, pero no sólo un blog. Hace unos años tener un blog era la única forma de crear tu espacio en internet de una forma sencilla pero eso arrastraba, casi sin pretenderlo, a la actualización constante. Es mejor tener tu sitio, con tus fotos, tu CV o lo que quieras y un blog en un lado de la home. Si te apetece contar algo, lo cuentas. Que no, pues que miren tus fotos de las vacaciones de 2002 (por ejemplo) y ya recibirán una alerta por RSS cuando te decidas a saludar. Me parece lo más natural 🙂

#7 eduardo el día 10.28.05 a las 7:54 pm

Me recuerda al ciclo de los insectos, ese de huevo, larva, pupa, imago, crisálida y adulto, no sé si falta o sobra alguno. Creo que se podrían relacionar con tus puntos. Un post delicioso, bien condimentado y en su punto. Gracias

#8 cumic el día 10.29.05 a las 12:02 am

Con comentaristas así, da gusto escribir 😉

A mí me recuerda más al ciclo del agua, eso de que se evapora, va a la nubes, cae en forma de lluvia/nieve, resbala por las montañas a través de los ríos y desemboca en el mar. Y vuelta a empezar, aunque también es cierto que hay quién se evapora antes, ¿no? Y hay a quién se lo beben :S

Bueno, Gemma, según tu experiencia como «vieja» blogger (con cariño)… ¿qué hay después de la «muerte»?

Skeku, te catalogamos como especie aparte, lo tuyo no es normal… en el mejor sentido de la palabra 🙂

#9 La otra bola de cristal » Con los blogs también se aprende el día 10.29.05 a las 6:54 pm

[…] Hablaba el otro día cumic, sobre el ciclo de vida de un blogger y pensaba yo después de leerlo la cantidad de cosas que se aprenden cuando una decide adentrarse en este mundillo. […]

#10 Gemma el día 10.29.05 a las 9:00 pm

Mmmm. Nos ponemos filosóficos. Pues… hay vida después de la muerte y ¡es mucho mejor! A veces echas de menos los placeres terrenales y desciendes a tomar unas cervezas xD

Esto me recuerda un 1 de noviembre de 2001:

¿Existe la vida más allá del planeta Blog?
(blob, blob, blob)

Habitantes: mariposas, mælström, espinas, duendes, una Telecaster, pixels………. Sigue más blogs, algunos recién nacidos, en BlogPocket.

El Océano no es. ¿Un lodazal?. Una charca (-:»>

http://tintachina.com/archivo/el_planeta_blog.php

(Espero haber puesto bien el blockquote)

#11 Gemma el día 10.29.05 a las 9:05 pm

Veo que no. Repito:

¿Existe la vida más allá del planeta Blog?
(blob, blob, blob)

Habitantes: mariposas, mælström, espinas, duendes, una Telecaster, pixels………. Sigue más blogs, algunos recién nacidos, en BlogPocket.

El Océano no es. ¿Un lodazal?. Una charca (-:

#12 cumic el día 10.29.05 a las 9:06 pm

Ok, ok, dejamos la filosofía 😛

Lo de los blockquotes no es normal, el tonto de WordPress te pone una cosa, pero eso no funciona 😛 Ya te lo cambié.

#13 dalequetepego » El ciclo del blogger el día 11.02.05 a las 8:18 pm

[…] En La Papelera han escrito un fantástico post que resume a la perfección el ciclo de vida de un blogger como tal. Al menos en el caso que yo conozco. Leyendolo me reconozco en estos momentos en el transcurso del paso 8, una vuelta a empezar: "Vuelves. Siempre se vuelve. Punto seis, punto siete, punto seis, punto siete… te pareces a Ronaldinho, con tantos amagues y regates. Puede que no cierres el blog, pero te piensas más de una vez, dejarlo, que ya te está empezando a cansar. Pero estás en el ciclo, y debes volver a empezar". […]

#14 La cruda realidad el día 11.07.05 a las 1:46 am

Completamente de acuerdo con el ciclo. Yo realmente el punto 4 me lo salte, y me lo sigo saltando, no me gustan los sindicadores.
Yo creo que tambien hay una etapa de estadisticas, al menos en mi caso, en la que no para de mirar cuantas visitas, comentarios, paginas vistas, etc etc…

#15 GRN el día 03.18.06 a las 12:58 am

En mi caso no ha sido así 😛
Descubrí los blogs hace tiempo pero nunca me había llamado la atención.
Un día (hace poco) decidi animarme y ahí sigo. No lo ve casi nadie, pero
no puedo evitar conectarme casi a diario para postear.
Generalmente son «eccos» pero algo es algo, de vez en cuando cae
alguna cosa de la cosecha particular.
Un Saludete

Deja tu comentario

Si tienes una cuenta OpenID, también lo puedes usar, así no tienes que rellenar los campos de arriba: