Entries from octubre 2005 ↓

Cambio de hora – En directo

El cambio de horario... ¡en vivo y en directo!

Mr Warner-Lusomundo: ¡estafe a otro primo!

Principe Pío, tarde de hoy, viernes. Espero la cola junto a mi chica y compramos un par de entradas (palomitas no que están muy caras y además me dejan la boca como un chancla).

Según la entrada, a las 8.10 empieza la mejor película de ciencia ficción que hay ahora en la cartelera.

El primer anuncio (a las 8.10) es de la SGAE, y salen un par de mujeres bajándose películas de Internet, aún a sabiendas del peligro que ello conlleva. Tienen un Hollywood OS, claro. Nunca entenderé esto de los anuncios sobre la piratería en los cines, pero ése es un tema que sirve para unos cuantos posts.

Después de unos 10 minutos de anuncios, salen los simpáticos personajes de la Warner, y escriben a mamporrazos: Disfrute de la película.

Por fin, empieza la película:

Bibi, la pequeña bruja, y tan bruja que es...

Al principio lo vimos raro: parecía como Harry Potter pero un tanto más cutre. Cuando vemos el título, se nos queda a todos cara de tontos. ¿Esto qué es? Sí, el público tenía su matiz geek, y eso era un palo para sus expectativas.

Salimos para informarles de su estúpido fallo, y nos dicen que a los 5 minutos todo se arreglará, que disculpen, que tal y que cuál. Se alargan casi 20 minutos entre que cambian la cinta, la achatan, mueven la pantalla ¿? y demás.

En definitiva, a las 8:45 empieza Serenity: más de media hora después de su hora programada.

Y ahora viene la pregunta, ¿a que dan ganas de bajarse más películas de las redes p2p?

Como atenuantes del cabreo hay dos factores, todo hay que decirlo: primero, que la película está cojonuda y me ha encantado; lo segundo que, gracias al carnet universitario, la entrada «solo» vale 4.90 euros.

El disfraz para Halloween

Conviértete en un sencillo Octopus en unos pocos pasos. (Vía)

El ciclo vital de un blogger

Los ciclos de la vida, o del agua, o del ser humano los hemos dado todos en el cole. Y casi los recordamos, ¿no? Estaba yo pensando que los bloggers también tienen su ciclo de vida, y voy a pecar de <insert coin here> intentando describir un posible ciclo.

1. Un día, navegando por ahí, descubres los blogs. Te entra la curiosidad, ¿qué es un blog? ¿De qué van? Puedes encontrarte de lleno con la blogosfera de diferentes formas, directamente de google, de foros, etc. Ahora mismo no sé cómo estará la cosa, a lo mejor hay gente que llega a los blogs «reales» a través de lo de los msn spaces (no creo).

2. Comentas, comentas, comentas. El gusanillo va creciendo. Esta etapa es opcional, y puede ser muy corta. O muy larga.

3. Decides hacer un blog. ¿Un blog sobre qué? Lo dejas. Con un poco de ánimo y un poco de pereza decides abrir otro blog, ¿sobre qué? Después de unos pocos intentos (algunos a la primera) consigues más o menos escribir sobre lo que quieras. Estás enganchado.

4. Descubres la sindicación. Hasta hace poco, este paso estaba más o menos en esta posición. Aunque puedes descubrir la potencia de la sindicación incluso antes de comentar en ningún blog, pero ya es raro. Puedes mantenerte al margen, claro está.

5. Empiezas a coger tablas. Conoces el trackback, descubres la importancia de un simple link, te relacionas activamente y de tú a tú con otros bloggers. Incluso empiezas a formar un grupillo de comentaristas habituales. Aunque también tienes la opción de mantenerte aislado, pero pierde su gracia.

6. Ya escribes con frecuencia y soltura, los post salen jugosos y en su punto (rico, rico). También puedes decantarte por la opción fácil, y dejarte llevar como un simple rebota memes, o puedes convertirte en la pared donde rebotan los ecos de las novedades de Google y Apple, tú decides. Esta etapa es seguramente la más larga, se podría hacer un paralelismo y llamarla ciclo adulto.

7. Después de un cierto tiempo, notas que tu ritmo empieza a decaer. Ya no tienes ganas de escribir, perdido ese gustillo, decides que es mejor tomarse un tiempo.

Mmm, este último ya suena a muerte, ¿no? Pues en la blogosfera esto no es así, por lo menos por ahora, que esto es muy joven. Para la mayoría de los casos, habría que añadir un nuevo punto, el ocho:

8. Vuelves. Siempre se vuelve. Punto seis, punto siete, punto seis, punto siete… te pareces a Ronaldinho, con tantos amagues y regates. Puede que no cierres el blog, pero te piensas más de una vez, dejarlo, que ya te está empezando a cansar. Pero estás en el ciclo, y debes volver a empezar 😉

Si quedan dudas de este punto, fijémonos en Gemma, cierra (o hiberna) su blog y a los pocos días ya está como blogger invitada en otro 😛

Ahora me pregunto, ¿en qué etapa estoy yo? Últimamente, por los estudios (estreno parciales, yúju), proyectos personales, saturación de lecturas y demás, tengo una rara sensación como de no tener ganas de escribir. Tengo ideas, pero luego no salen las palabras, ni el momento para decirlas. Tengo la sensación de que algo me tiene la cabeza ocupada, parece que necesito reiniciar, demasiados procesos a la vez 😉

Dicen que la frecuencia de posteo es inversamente proporcional a la calidad de tu vida social. Yo también lo creo, pero es más realista decir que es inversamente proporcional al trabajo que tengas ese día 😀

Por supuesto, éste no es el único ciclo vital de un blogger, ni mucho menos, hay tantos como historias, pero éste es el que más se parece a mi historia, generalizando un poco 😛 Es decir, este artículo no viene porque yo me crea un gurú, viene porque tenía ganas de expresarlo, como casi todo lo que pasa La Papelera.

Dicho esto, y ya que has podido leer hasta aquí, ¿cómo crees que sería el ciclo de un blogger (si es que eso existe)? ¿En qué lo cambiarías/quitarías/borrarías/añadirías/vueltaapartirdeceroías?

Día festivo

Lo dicho, hoy es el día de Internet, así que me tomo un descansillo… Mañana si eso vuelvo.

¡Feliz puente!

PD: Si no fuera fiesta, y no me estuviera permitido trabajar por ley, quizás comentaría la nueva web accesible del PP, o la alternativa y original futura programación de La Cuatro, o el alarde de la web más tecnológica de Madrid.

Actualizado: Ok, para quienes no sepan a qué o a quién hay que felicitar por este día, a lo mejor en la web oficial de Internet nos desvelan este misterio…

Flock ya está medio-lanzado

Sí, otro blog que escribe un post desde Flock. Por ahora no tiene nada que sea tan terriblemente útil como para dejar a mi Opera, pero creo que lo reservaré para Ubuntu. En Windows, podré seguir con mi Opera 9.0, recién salidita.

Hay que tener en cuenta que es una release muy temprana, la 0.4.8, y por eso tiene fallos tan tontos como no poder copiar una dirección del portapapeles, lo que me ha dificulta añadirlos a este post. (Aunque ahora que lo veo, el Control+V parece que sí va, pero el menú no). Y añade código innecesario a los post, como span con estilos propios en vez de un simple strong, o br y p, en vez de saltos de línea.

Para quién lo quiera probar, os dejo los enlaces directos, no sé cuánto durarán, pero ahí van:

Linux | Mac | Windows

Desde estas direcciones no hace falta código de invitación.

Y si alguien lo quiere, podeis bajar la primera release de Opera 9. Han añadido soporte para varios selectores CSS3, soporte de Atom 1.0, soporte casi completo del test Acid2 (ya se ve perfectamente la cara, solo falla un pixel, que se ve rojo, pero miralo en firefox, ya verás…), y muchos pequeños fixes para hacer de Opera un navegador cada vez más completo. Quizás le falta lo que trase Flock, poder escribir directamente en tu blog, pero todo se andará.

Actualizado: Averigua cuál de estas capturas del Acid2 (un test para calcular de forma gráfica cuánto soporta los destádares un navegador) pertenece a IE, cuál a Flock/Firefox, y cuál a Opera:

Acid2 test

Actualizado: Las extensiones probadas en Flock por los desarrolladores.

Proyectos que hablan castellano

No solamente los anglosajones desarrollan proyectos interesantes en la red, también hay un montón de proyectos que hablan castellano. Alguno ejemplos ya acabados son La Coctelera, o Feedness.

Pero hay muchos proyectos que se encuentran todavía en fase de desarrollo, y pintan francamente muy bien. En este post comentaré eyeOS, WordEsPress, CSSing y MyComments.

eyeOS, el ojo del futuro

EyeOS es, de forma rápida, un sistema operativo online, basado en web. Se ha programado en PHP, y, con su sistema de ventanas basado en javascript, emula a la perfección cualquier aplicación más o menos sencilla. El sistema es ampliable y para instalar una nueva aplicación solo hay que descomprimir una carpeta en la carpeta de aplicaciones, nada más. El sistema base consta de un editor de texto (creo que usa tinyMCE, pero no estoy seguro) al más puro estilo writely, calculadora, calendario, etc. Aunque lo más anecdótico es el navegador que incluyen… ¡un navegador dentro de un navegador! Las demás aplicaciones que van desarrollando terceros parece que se centran en applets de java, y según mi opinión, van a ser necesarios si se quiere hacer algo potente. Aclarar que, aunque yo lo haya definido como un sistema operativo, en realidad es un CMS, pero mucho más visual que otros. De hecho, una de las mayores ventajas es que pueden registrar varios usuarios, y se pueden mandar mensajes entre ellos.

Ya sé, está en inglés, pero mira la lista de desarrolladores 🙂

WordEsPress, castellanizando la cultura blogger

WordEsPress es un proyecto impulsado por nuestro colega Fernando Blat de La Taberna del Turco, y su idea es hacer un paquete de instalación de WordPress totalmente traducido al castellano, y que integre (o soporte) varios plugins y temas por defecto. Acaba de colgar una versión demo que podeis probar, podreis echarle un vistazo desde el blog del proyecto. Está en una fase muy temprana, pero ya se notan los cambios, en el Dashboard sobre todo.

CSSing, para ser un ingeniero de los CSS

CSSing es un proyecto de Daniel Mota de IceBeat, y es similar al css-ssc de Shaun Inman, pero, desde mi punto de vista, le supera ampliamente. Basándose en la compilación de las hojas de estilo, y en la creación de un javascript a partir de una hoja de estilo, integra varias funcionalidades que difícilmente podríamos conseguir con hacks sencillos. El sistema es modulable, algunos ejemplos de plugins tratan sobre cómo mostrar css diferente dependiendo del navegador, cómo hacer constantes, cómo tratar los formularios. En su blog ha dejado un vídeo, que seguro gustará a los diseñadores web.

CSSing no es el único proyecto de Daniel, de hecho este proyecto es una ampliación de CSSCompiler, y tiene un puñado de proyectos «en el aire». El más visual es su Dashboard, que lo pueden probar en su blog.

Polémica absurda

He dudado en escribir este post, pero al final lo he suavizado y aquí os dejo mi opinión sobre esta absurda discusión. Es lo bueno de tener un blog, que puedes escribir lo que piensas.

Gracias a todas las opiniones con criterio que han llegado al anterior post y que hablan sabiendo a qué me refiero: Oscar, Antonio, Alberto, Náufrago, Seth…

A los que han llegado a esta página a través de Edans este tipo, léanse el post y, si lo ven conveniente, critíquenme. Yo no le descalifico, si acaso le califico, que es distinto. Y de pasada, ya que solo me servía como ejemplo. Aclaro que dónde él dice «eso supongo que les lleva a poner mi blog como ejemplo de cosas malas«, se refiere a que yo le pongo como ejemplo de que en 9rules han elegido con unos criterios muy discutibles.

Y no, no me voy a echar para atrás, y menos por leer algunos comentarios que echan pestes sin tener ni puta idea. Yo soy consecuente y, como me venía bien para este post, he dicho una obviedad: edans ese tipo no tiene diseño. Nadie me va a hacer ver que esto es al revés, porque hasta él mismo lo reconoce. Podré equivocarme en alguna otra cosa, pero en esa no.

Y si acaso vuelves por aquí, Enrique tipo, gracias por escribir un post sobre tu fantástico diseño, aunque yo no dije ni que era fea ni que eso te descalificaba. Repito: si te molesta oir una obviedad, no escribas en público.

La parte de tus lectores que viven en tu micromundo son muy majos. Algunos, gracias a ese post, ¡han descubierto que tu página no es bloglines! ¡Y hasta hay quién se atreve a decir que ójala tuvieran tu diseño!

En esos mismos comentarios no paran de repetirme que he meado fuera del tiesto. ¡Señores, eso no es malo! Mearse fuera del tiesto es algo que hay que hacer con regularidad, y se aprende mucho más que simplemente apoyando a gente que no sabes ni qué escribe. Y si diciendo la verdad uno se mea fuera del tiesto, pues ya no es aconsejable, es obligatorio. Lo políticamente correcto está muy bien para la casa real, pero en la blogosfera choca con la libertad de expresión. Enrique Ese tipo ha criticado mucho, y muy seguido a muchos productos. Yo solo hago lo mismo con una red de blogs.

Por cierto, aclarando algunas cosillas, en respuesta a varios comentarios que dicen burradas:

1. No, no soy diseñador.
2. No, el diseño de La Papelera no me gusta, y menos si se ve desde otro navegador distinto de Opera. Miento, en IE se ve más o menos bien.
3. No, el diseño de Google no me gusta, ni me gusta que todavía sigan con tablas. El de Barrapunto tampoco.
4. Sé leer, aunque parezca lo contrario.
5. Una persona no puede imaginarse lo que es Google viendo su página, solo puede imaginarse lo que implica Google a través de las palabras de sus usuarios. Esto es lo que intento decir: la gente dice que 9rules es una cosa, pero en realidad es otra cosa muy distinta. La percepción de la gente hacia 9rules quizá se vea condicionada por la página de entrada, tan 2.0.
6. No, no quiero que La Papelera entre en 9rules, ni creo que lo merezca. Envié la solicitud porque realmente no sabía lo que era, igual que lo hicieron otros muchos, entre ellos Enrique Dans ese tipo.
7. Linux no es peor que Windows por su aspecto. De hecho es más bonito Gnome que Windows. No sé qué tiene que ver con lo que dije yo, pero bueno, también se ha comentado.
8. El post anterior trata sobre 9rules. Este sobre Edans ese tipo y comentarios. Opinen donde quepa su opinión.
9. No me parece bien el post de Enrique ese tipo: para que le apoyen en una decisión técnica sobre su blog (no tener diseño), lo ha tratado como un tema personal, sabiendo que mucha gente de su micromundo saltaría sin saber de qué hablaba en realidad.
10. De vez en cuando es bueno salir de ese micromundo, lo digo por un comentario específico, donde se afirma que «solo leo edans ese tipo«.
11. El diseño de Edans ese tipo no me gusta porque me resulta caótico. Un buen diseño notepad es el que puedes elegir en Blogger, que al menos lo tiene todo bien organizadito.
12. Por si a alguien no le ha quedado claro: no estoy en 9rules.
13. No represento al Festival de Blogs, ni la crítica representa la forma de pensar del Festival. Es lo malo de leer solo a una persona, que no sabes cómo es el mundo.
14. Criticaba su inclusión en 9rules, no al blog en sí. No me parece mal que lo incluyan en 9rules, me parece fatal que lo incluyesen en lo que yo creía que era 9rules.
15. Finalmente, yo lo veo como una simple crítica a tu diseño, ya está. Lo repito hasta la saciedad: si no te gustan las críticas públicas, no escribas en un sitio público.

Y ya no diré nada más.

Descubrir 9rules

Actualizado 13:12 día siguiente: Estas son las 9 famosas reglas.

Editado 02:25am: Debido a mi pésima redacción, esta critica a la selección de 9rules parece que se centra en Eduardo Enrique Dans. Esto ha sucedido porque critico algo general y lo pongo como ejemplo. Por favor, lee este post con atención y recuerda: no critico a edans, critico a quién lo ha seleccionado. Si quieres comentar sobre edans, he escrito otra entrada, y deberías hacerlo allí.

Empiezo con una pregunta: ¿qué te sugería 9rules hace un mes? Sinceramente, a mí me parecía una red de blogs con muy buenos contenidos, enmarcados en un diseño acojonante. Una red de blogs que se considerarían dentro de esa imaginaria web 2.0. Podría parecernos elitistas, pero por lo menos la mayoría de los sitios web de sus miembros valían más o menos la pena.

Ahora que ya ha llegado a la blogosfera hispana, muchos estamos dudando de esa visión (aunque muy pocos lo muestran en público), tras ver qué sitios se están seleccionando. Hay algunos que se salvan (los puedes contar con una mano), pero la mayoría de diseños son… mejor juzguen ustedes. Ejemplo extremo: el bloc de notas de Enrique Dans, inamovible diseño desde que lo empezó.

Digámoslo claro, el criterio de Walter ha sido meter a sus colegas, y eso se está notando muy mucho. En esa selección hay blogs que se lo merecen, pero los demás están ahí por colegueo o, como veremos ahora, por las visitas que reportan a la red.

Volvamos al 9rules original: ¿qué se dice en su about? Los lectores que no quieran leerlo en inglés pueden mirar la traducción de Nuhua.ti.

Lo primero que nos llamará la atención es su afirmación/autodefinición en la sección Visión general:

[…] escarbar entre la porquería para encontrar la crema y nata es un tarea algo pesada y desalentadora.

Bien, tenía que haber leído esto antes. Haciendo una analogía en la blogosfera hispana… ¿los que no sean amigos de Walter son porquería?

Un poquito antes nos especifican brevemente qué sitios se pueden considerar porquería, y cuáles no:

[…] El contenido es el rey pero lucir bien siempre ayuda. Solo añadimos aquellos sitios que cumplen con estos rigurosos estándares de calidad […]

Bien, seguimos con el ejemplo extremo: validemos edans, a ver qué sale. Ya sé que no se refiere a estos estándares, sino a unos de calidad, pero esto siempre ayuda a conocer la accesibilidad del sitio y más cosas que mencionan luego. Resultado de notepad-edans: 161 errores.

De todas formas, este about se resume en un solo párrafo, que ahora explicaré:

Creemos que los escritores dedicados y trabajadores, merecen ser recompensados por su pasión por y para el medio. Los miembros de la red pueden elegir entre varios tipos de publicidad para que sea colocada en su sitio web, si es que desean convertir sus palabras en dólares, euros, pesos, o cualquier otra cosa. Con el empujón adicional en el tráfico al ser un socio de 9rules, ofrecemos una gran manera de incrementar lectores e ingresos de publicidad para los autores.

Este párrafo huele tanto a político o a empresario vendiéndonos algo, que echa para atrás. Acabaramos, 9rules no es una red de sitios con buenos contenidos y/o diseños, es una red micro-comercial, en definitiva ellos añaden blogs que arrastran bastantes visitas o que puedan arrastrarlas en un futuro. Eso de «elegir entre varios tipos de publicidad» suena a que reporta también beneficios a 9rules, actuando como intermediario. Es decir, que 9rules es una red que acerca los anunciantes a los «sitios web de calidad». No digo que esto sea malo, sino que así no nos lo vendieron.

Como no me gustan las críticas vacías, voy a ayudarles a encontrar blogs que merece la pena leer, que no están en medio de la porquería en la que estoy yo. Les reseño este trío, que tienen también un diseño excelente, y que no deberían faltar en una buena selección de blogs en castellano. Vamos, los blogs tipo que creía que iban a descubrirnos:

Criterion. Endiablado ritmo de posts sobre diseño, aliñado con un diseño sobrio, elegante y fresco.

Llámame Lola. Aunque mantiene un theme de blogger, su contenido es buenísimo

FreakEvolution. Diseño único y personal, donde escribe sobre diseño. Muy buena su tira cómica, con un estilo que me encanta.

Icebeat. Otro diseño impecable, que está empezando a postear otra vez con regularidad y que habla sobre el diseño y la programación web. Y además, tiene mucha iniciativa 😉

En fin, hay muchos blogs, pero no voy a ser yo quién les haga la selección completa.

Este post estaba dirigido al VI Festival de Blogs organizado por Fernando de eTc, titulado: Diseño Web y la Internet 2.0. Quizás me haya salido un poco (bastante) del diseño, pero mi idea era aclarar que 9rules no es una selección de buenos diseños ni de blogs 2.0, simplemente es una red comercial con mucho egoísmo.

Disclaimer (cómo me molo): Como se dice ahora en la web 2.0: too cool for 9rules.

Los del parche en ojo

La SGAE tiene razón, todavía hay piratas, pero no en el sentido que ellos le dan…

El nuevo mapa del tesoro

Podeis leer el artículo completo, sacado de la edición de hace dos días (día 13) de 20minutos.