Sopa hasta en la publicidad

¿O era al revés? Ahora que vuelve a la polémica la publicidad en los blogs, yo llevo fijándome unos días en otra publicidad, una más palpable.

Hablo de la publicidad que reparten en la calle, mano a mano. No es nueva, pero últimamente he notado (no sé si seré el único) que ha crecido bastante. Desde periódicos gratuitos hasta el del famoso Karamba y Salim, pasando por videoclubs, inmobiliarias, restaurantes, etc… Es sencillo, contratas a unas cuantas personas, imprimes unos anuncios y se ponen a repartirlos a la entrada del metro, tren, o en otro lado transitado, como la Gran Vía. Si es un periódico gratuito, preferiblemente españoles, si es publicidad a secas, extranjeros (al menos eso es lo que yo veo).

Vamos por partes. Los periódicos gratuitos, a mi entender, son un gran avance de la comunicación de información (otro son los blogs), y suelo leerlos a menudo. El problema es que parece que, como te están regalando un periódico, tienes que cogerlo. Si no, te ponen mala cara y encima quedas como un borde ¿? Por ejemplo, por las mañanas me ofrecen mínimo tres veces periódicos: en la entrada del tren, en la salida, y en la entrada a la Universidad. Incluso me ofrecen varios periódicos a la vez, junto con la correspondiente propaganda de las academias y demás. ¿Tengo que cogerlos todos? ¿Voy a clase con 5 periódicos?

La propaganda de otras cosas es parecida, de ella se han inspirado los periódicos. Hoy he visto, a parte de la mierda habitual, a un hombre-anuncio ecuatoriano repartiendo propaganda de un sitio en el que te liberan el móvil por 10€. Eso sí, el mensaje lo he captado, pero más por pena que por otra cosa. (además eso es un timo, porque ya hay foros y programas en internet para liberar gratis tu móvil).

Así que he decidido no volver a coger nada de propaganda, si todos hiciéramos eso, otra cosa sería. Que ya me he convencido del todo que no es un desprecio ni un feo y que no tengo por qué cogerlo.

En general, también ésa es mi idea acerca de la publicidad en internet, en los blogs. Que yo puedo absorber muchísima publicidad, pero cuando llega un punto que rebasa mi capacidad (fíjense qué punto será), me canso y corto por lo sano, ya sea utilizando Adblock o ignorando a los repartidores de propaganda.

NOTA: Mientras estoy escribiendo esto, me ha llegado un mensaje: «Vodafone publicidad». ¿Entienden por qué estoy cansado de la publicidad? 🙁

Ningún triste comentario ↓

Todavía no hay ningún comentario... Rellena el formulario de abajo y alégrame el día.

Deja tu comentario

Si tienes una cuenta OpenID, también lo puedes usar, así no tienes que rellenar los campos de arriba: