Con un Garfio, un Parche y una Botella de Ron

El mundo blogueril está revuelto. Y todo por las patentes y los derechos de autor. El menda ya estaba un poco harto, y pensaba hacer público en el próximo post (en éste) que yo soy un pirata a la forma SGAE, que me he descargado más gigas que los que pueda ofrecer Google (infinito+1). El anonimato era muy duro.

Pero ahora me doy cuenta de que no soy un pirata de verdad, y todo haciendo este sencillo test. ¡Fuera parche, fuera garfio, fuera pata de palo, fuera barba!

Desde que están tan pesados con lo de los ‘piratas’ ha bajado y mucho el volumen de música que descargo de las redes p2p. Ahora me decanto más por la música con licencias creative commons. Con emule y azureus comparto películas y juegos, sobre todo. Y no por ello dejo de ir al cine al menos 2 o 3 veces al mes, que ya es bastante. Pero no estoy para pagarme los 6 € de la entrada todos los días…

Debe joder bastante a los fans las palabras de sus ídolos: les están llamando ladrones, piratas, inmorales!!! ¡Y todo por querer escuchar su música! Que bien suenan las palabras de unos privilegiados forrados cuando dicen que van a dejar de tocar obligados por los p2p. Pobrecitos, casi no se les notan los hilos que los mueven, a ver cuando llega el día que escupen la mierda que les ponen las discográficas en la boca.

Para la música en sí no hacen falta ni discográficas, ni remastering, ni ná. Ejemplo: en la red, la maqueta del primer disco de Estopa fue bastante más popular que el disco propio. Porque no había censura y porque sonaba más casero. Las canciones puras (remasterizadas) son huecas. Los directos son la salsa de la música. Ejemplo mundial: los unplugged gustan, tienen más vida, y el artista está en pelotas.

Para la música hace falta dos cosas: los artistas, por supuesto, y los consumidores, los fans. Si falta alguno de los dos, vamos mal. Hay un refrán que aconseja no morder la mano que te da de comer. Y muchos artistas se han equivocado de mano. Las discográficas no les pagan, les pagamos nosotros. Y ganarían mucho más (de media) sin discográficas, meras intermediarias. Los usuarios solo queremos de intermediarios a los unos y ceros de los mp3 (ogg), o como mucho el aire en los conciertos. Los banqueros de la música dan asco. Espera, que especifico, discográficas y SGAE: me dais asco. Si de verdad se debe seguir con este mercado, para la gente que no pueda acceder a internet, se puede hacer de una forma mucho más económica.

Cada vez que sale un cantante en la tele insultándonos, cada vez que cierran una tienda de discos y nos culpan, cada vez que leo algo de la SGAE, me parto el culo riéndome de ellos. ¿Pues no se quieren reir de nosotros? El último chiste que se han sacado es el de gravar el ADSL. Esto es demasiado, ¿¿¿gravar el segundo adsl más caro de europa??? Cuando se habla de que los precios de las lineas ADSL en España están desorbitados con respecto a otros países europeos, como Francia, va la SGAE y dice que hay que subirlo.

Y ya que estoy hablando de la música, a mí hay otra cosa que me pone de los nervios. ¿Por qué hay playback? Eso sí que es engañar a la gente. Que penosa publicidad para los músicos que se rebajan a las televisiones. Más Buenafuente y menos corazón, por favor.

Aprovecho para dar las gracias desde aquí a todos los que luchan de verdad por nuestros derechos, y apoyar el Manifiesto Por La Liberación De La Cultura.

Ningún triste comentario ↓

Todavía no hay ningún comentario... Rellena el formulario de abajo y alégrame el día.

Deja tu comentario

Si tienes una cuenta OpenID, también lo puedes usar, así no tienes que rellenar los campos de arriba: