Entries from febrero 2005 ↓

Licencia Creative Commons

Hace días ya intenté escoger una licencia Creativa Commons para el blog, más que nada para que haga bonito al final de la página. Desistí en el intento, porque, a mi entender, ponía demasiadas restricciones al lector. 😛

Pero hoy he vuelto a visitar la página y he encontrado la licencia que buscaba: Dominio Público. Esta licencia es la menos restrictiva: puedes hacer todo lo que quieras con lo que escriba. Solo hay una condición: debes leer el texto que quieras copiar 😉 En realidad, puedes copiarme incluso sin leerme. Enlazarme o nombrarme también es elección tuya.

El texto tiene un final bastante claro (traducción libre del inglés):

El autor reconoce que […] su trabajo puede ser libremente reproducido, distribuido, transmitido, usado, modificado, reconstruido, o de todas formas explotado por cualquiera para cualquier propósito, comercial o no-comercial, y de cualquier manera, incluso con métodos que todavía no hayan sido concebidos.

Me encanta. Creo que es perfecto para mi blog. Lo que no sé es si hay alguna diferencia entre ayer y hoy, entre tener esta licencia o no… Bueno, para quién pase por aquí, que le quede claro.

Los Oscar Mayer no me gustan

Buaaaaa! Que me acabo de levantar y me he enterado que no le han dado el oscar a nacho… ¡¡Están locos estos académicos!!

Bueno, al menos sí le han dado el oscar a Amenabar. Espera, que se lo han dado a Amenabar. Joder: encima se lo han dado a Amenabar. Otro buaaaa.

Quién no haya visto su corto, en su página web podéis verlo por gentileza del autor, además de leer su blog. Mejor pensado, no lo leais, porque Nacho es de esos personajes al que se le coge cariño rápido…

Por cierto, los otros oscar, los menos importantes, se los ha llevado clint eastwood al mejor director y película. Al Scorsese le deben una cuenta larguísima. Y encima el mejor actor Jamie Foxx. El aviador, definitivamente, no ha gustado. Yo, porque el niño ése que hace de protagonista, parece un prepotente, no iré a verla. Leo en Blogdecine.com que han destrozado la canción de Drexler, a pesar de que se ha llevado el oscar. Bueno, mañana cuando lo vea en el telediario ya opinaré.

Mi único consuelo es saber que me queda hora y media de cama. Y la voy a aprovechar, au revoir!

Comunicando, o cómo hacer un podcast muy bien hecho

Una de las últimas modas en este internete es el podcasting. Se podría pensar que es un blog hablado, pero esto no es del todo cierto. Comunicando es, sencillamente, un programa de radio en diferido.

Actualmente es el mejor podcast que puedes escuchar en la red, gracias en parte a la experiencia que ha ido acumulando en estos 16 podcast. Ya van apareciendo otros podcast en español castellano, pero que yo sepa no hay ningún otro que supere 5 podcast.

Otro aspecto muy interesante de este podcast sobre internet, tecnología y cibercultura es que tiene dos voces: Jose Antonio Gelado y Nieves Peña. La voz femenina se agradece mucho, ya lo vereis. Y añadiéndole la música, es un podcast muy recomendable para nuestros oídos.

Este último podcast, además, me ha hecho mucha ilusión, que han nombrado este primerizo blog :P. Otra cosa que me ha llamado profundamente la atención del último es el área de juegos. ¿Cómo has conseguido que una chica se ponga a hablar de La Mansión PlayBoy? Ayer me quedé mirando el juego en un escaparate y no veas el rebote que se cogió mi novia… 😉

Otro tanto para los podcast, ahora que todo el mundo tiene un iPod u otro reproductor mp3, es la posibilidad de escucharlo en cualquier lado. Personalmente yo lo hago en el trayecto hacia la universidad. Alguna vez me ha dado por escucharlos en el ordenador mientras navego, pero no me entero ni de la mitad.

Puedes ver los podcast en castellano (y catalán) que han aparecido hasta ahora en la red aquí.
Y los podcast en inglés, como siempre los más extendidos, aquí.

Los Lenguajes más Geeks

Existe un anillo donde se concentran los lenguajes de programación esotéricos, es decir, muy extraños. Estos lenguajes ofrecen una nula funcionalidad, y en realidad no sirven para nada. El más conocido de estas patatas infumables es BrainFuck. Para escribir su código solo se utilizan 6 caracteres ( +-<>[],. ) , haciéndolo tan ilegible y pesado como escribir directamente unos y ceros.

En el mismo estilo se encuentran:

  • Vaca. Es un lenguaje muy original: utilizan la transcripción (en inglés) de los mugidos, cambiando únicamente las mayúsculas/minúsculas: MoO mOo moO
  • WhiteSpace. Increíble. El código es transparente, al utilizar únicamente espacios, tabulaciones y saltos de línea.
  • Emoticon. Lenguaje que utiliza los emoticonos como ; ) xD …
  • Shakespeare. Utiliza extractos literales de la obra de Shakespeare.
  • l33t. Con el lenguaje que nos quería enseñar el jefe de Guarrindows* hace poco también se puede programar.

Y otros muchos lenguajes igual de raros o más están en The Esoteric Programming Languages Ring.

*Los derechos de autor los tiene el de Matemática Discreta. Hoy nos ha hablado del software propietario para ponernos un ejemplo sobre el método de inducción, cada día nos sorprende más.

La Teoría de Firloyos y Chuchurris

Hoy ha sido mi primer día de Matemática Discreta en la universidad y, la verdad, el profesor parece bastante majo. Explicándonos el método matemático, ha llegado un punto en el que nos quería demostrar que las nociones matemáticas no tienen porque tener sentido en la realidad. Y ha desarrollado la Teoría de Firloyos y Chuchurris. Por su interés, os la transmito: 😉

Teoría de Firloyos y Chuchurris
A1. Cada firloyo ñampia al menos en un chuchurri.
A2. Cada chuchurri tiene exactamente dos firloyos que ñampian en él.
A3. Hay exactamente cinco firloyos.

Con estos axiomas se ha puesto a demostrar que Hay al menos tres chuchurris. ¿Qué os parece? A mí me recuerda a un sketch de Splunge. Luego nos ha dicho que se podría aplicar a algunos grafos.

Actualización: Trabajo para casa:

Teorema del Firloyo Afortunado
Existe al menos un firloyo que ñampia en dos chuchurris.

El DNI del Rey

Este domingo, día electoral, me llamó la atención la noticia de que el rey fuera a votar y se olvidara de enseñar el dni. No ya porque se le olvidara, sino por el hecho de tenerlo. Y me pregunté, ¿cuál será el número de dni del rey?

A la primera búsqueda que hice en Google apareció. El año pasado publicaron un reportaje en El Mundo con el motivo del 60 aniversario de los carnetes. Su contenido es muy esclarecedor:

El número 1 se lo quedó Franco, el 2 para su mujer, y el 3 para su hija. A partir de ahí los números de una sola cifra (hasta el 9) están sin asignar. Los siguientes hasta el 99 se guardaron para la familia real: el 10, cual Ronaldinho o Figo, se le asignó al Rey, y los siguientes a la Reina (11), a las infantas Elena (12) y Cristina (14) y al Príncipe (15). El 13, por pura superstición, se obvió.

Además de los números, el artículo revela otros datos muy interesantes acerca de este documento, como que a los niños de padres no reconocidos, les ponen nombres ficticios hasta la mayoría de edad.

Visto los artículos tan buenos de historia que se han currado en El Mundo, voy a tener que pasarme por allí más a menudo.

Miedo, indecisión, ilusión…

Este es mi primer post. Ya sé, es algo obvio. Pero llevo mucho tiempo intentando escribir, y siempre acabo desistiendo… por las razones que sean. Intentaré que este proyecto sea consistente y no se quede a medias.

Esta tarde también me han entrado dudas. A través de eCuaderno, he llegado a este artículo de Mark Bernstein: 10 Tips on Writing the Living Web. Francamente, algunas partes me han dado un poco de miedo. 😉

Al final, las ganas de escribir han ganado el pulso, y aquí estoy, dando la bienvenida a los posibles lectores que puedan venir. Aunque no los espere.

Hace poco se debatió en buena parte de los blogs hispanos la necesidad de un código de ética en los blogs. En mi opinión es un buen comienzo dejar claro a los posibles lectores que lo que lean aquí podrá interesarles o no, pero que nunca se basará sobre mentiras. El mini-código que extraigo de Eduardo (quién además sugirió el debate) me parece un buen resumen:
  1. Revela, revela, revela cualquier posible o aparente fuente de influencia. La transparencia – de acciones, motivos y consideraciones financieras de cualquier naturaleza – es la regla de oro de la blogosfera.
  2. Sigue tus pasiones. Escribe sobre aquellos temas que verdaderamente te importan.
  3. Sé honesto. Escribe lo que piensas.
  4. Confía en que tus lectores formen su propio juicio y lleguen a sus propias conclusiones.
  5. La reputación es la moneda principal del ciberespacio. Mantén tu independencia e integridad – la confianza perdida es dificil de recuperar.

Bien, llegado a este punto, ya he condensado casi todo lo que tenía que decir. Solo un apunte más, para algunos irrelevante, para otros es un tema personal, y que dio mucho que postear al principio, es cómo llamar a esto donde estoy escribiendo. Por comodidad, la mayoría de las veces lo llamaré blog. La traducción al castellano, bitácora, me parece una palabra preciosa, pero raras veces la utilizaré.

Y nada más, espero disfrutar escribiendo sobre los temas sobre los que tenga ganas de hablar, aún no concretados del todo, irán surgiendo. Y si algunos lectores también disfrutaran, pues me alegraría bastante.